El pan rosimbröd o pan de pasas, es realmente una delicia y si hacemos una mezcla de harinas como este con el maíz y el centeno la combinación de sabores es realmente deliciosa.

Os animo a que tengáis siempre algún pan de este tipo en el congelador, para tomar con un café o un té simplemente o con  un trozo de queso, y sin duda como desayuno, es inigualable.

Ingredientes para hacer rosimbrod

Para el fermento:

  • 100 g de harina de centeno
  • 100 g de suero de leche
  • 8 g de levadura fresca

Para la masa:

  • 225 g de fermento
  • 300 g de harina de fuerza
  • 300 g de harina panadera
  • 300 g de harina integral
  • 100 g de harina de centeno
  • 50 g de harina de maíz
  • 100 g de masa madre sólida de trigo
  • 20 g de sal
  • 150 g de pasas sultanas
  • 150 g de nueces

Elaboración del rosinbrod paso a paso

Comenzamos la noche antes haciendo el fermento. Mezclamos los ingredientes y lo dejamos reposar tapado a temperatura ambiente. Lo ideal es hacerlo la noche antes.

Para hacer la masa ponemos todos los ingredientes en la cubeta de la amasadora excepto la sal, las nueces y las pasas.

Los mezclamos en un primer amasado y lo dejamos reposar unos 10 minutos a modo de autolisis. Después, añadimos la sal y seguimos amasando para que se vaya desarrollando el gluten. Finalmente, incorporamos las pasas y las nueces, lo mezclamos y lo dejamos levar tapado. Le hacemos un par de pliegues  y dejamos que fermente unas tres horas.

Una vez pasado el levado, formamos los panes y los dejamos levar en baneton.

Encendemos el horno a 250º C , teniendo en cuenta que necesitaremos casi una hora para calentarlo a tope y  cuando está listo metemos el pan. Metemos el pan y pulverizamos agua. Lo horneamos 10 minutos a 240 °C con vapor y calor solo abajo. Pasado el tiempo, bajamos la temperatura y lo dejamos 45 minutos a 220º  con calor arriba y abajo sin vapor. Luego 20 minutos a 210 °C calor arriba y abajo sin vapor.

Los retiramos para una rejilla enfriadora y listo. Es ideal para tomar con pates y queda maravilloso en una tabla de quesos o para un desayuno, simplemente con un café

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.