Esta receta de conserva de salmón en aceite, es una idea que llevaba tiempo en mi cabeza. Si lo hacemos con en bonito, ¿por que no hacerlo con otros pescados?. Pues en ello estoy, y siguiendo el mismo procedimiento tenemos el salmón, el emperador la palometa en escabeche.

Me encanta en método pues es rápido y fácil de hacer y muy poco engorroso en la cocina, lo cual para mi es fundamental. Y el resultado es una conserva de salmón aromatizada y que podemos utilizar en cualquier momento para ensaladas, tostas o los carpaccios de calabacín que tanto me gustan ahora en verano.

Os cuento como o hice y al final os dejo el enlace a un vídeo cortito de youtube para que podeáis ver  un poco de como lo hice.

Ingredientes.

  • lomos de salmón fresco
  • aceite de oliva suave
  • sal
  • mezcla de pimientas y semillas de hinojo.
  • romero
  • hinojo fresco o eneldo.

El paso a paso.

Antes de hacer la receta os remito a la receta del bonito para  que veáis con detalle como hacerlo y el proceso de esterilización. He usado el mismo sistema y tiempos, pues aunque el salmón se cuece antes, la esterilización requiere esos tiempos.

Preparamos los botes esterilizándolos previamente y los limpiamos los lomos de salmón, quitándole la piel y las espinas.

En el fondo de los botes echamos una pizca de sal, las pimientas y unas semillas de hinojo. A continuación añadimos las hiervas al gusto. Yo puse romero e hinojo, pero si no os gusta podéis omitirlo o usar otras. La corteza de naranja es también otro ingrediente con el que podréis aromatizar el salmón y estará delicioso.

Luego añadimos un poco de aceite y vamos colocando los trozos de salmón crudo con cuidado de no romperlo. Rellenamos los botes con aceite y los tapamos.Y finalmente los cocemos. Los ponemos en una olla y cubrimos con agua fría y los acercamos al fuego. Una vez rompen a hervir los dejamos 40 minutos. Cuando ha pasado el tiempo, apagamos el fuego y dejamos que enfríen dentro del agua.

Luego los retiramos y los guardamos en un lugar fresco y oscuro. Es recomendable esperar unos días antes de consumirlo, para que se vaya aromatizando e intensificando su sabor.

Y tendremos un salmón listo para utilizar sin apenas trabajo. Si no os atrevéis con las conservas, dejarlo menos tiempo cociendo. Con 20 minutos será suficiente y luego lo guardáis en la nevera una semana y lo podréis consumir.

Os dejo el enlace al vídeo, para que veáis que no tiene ciencia alguna.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.