Las cremas en general, y concretamente la crema de espárragos es un éxito asegurado en casa, y este año hemos descubierto la opción de tomarlas frías. Renunciar a este aporte de vitaminas no era una buena alternativa para el verano, pero ha costado un poco, pues ya sabéis que los niños los cambios no lo llevan bien. Pero poco a poco y con paciencia he conseguido que les gusten las cremas frías.

crema de hinojo

Esta está deliciosa y es muy refrescante, con lo que, para los días de calor es perfecta. La ventaja de estas cremas es que las guardamos en la nevera y van de la botella al plato, así que media cena está lista en nada.

Os cuento como hacerla

Ingredientes

  • 3 puerros
  • 1 manzana
  • 1 hinojo
  • 1 patata
  • 600 ml de caldo de pollo o agua.
  • sal
  • un chorro de AOVE.

El paso a paso

Yo la hice con la Cook Expert, que para estas cremas es una gran opción. Rápida, cómoda y quedan unas texturas fantásticas. Además los pocos cacharros que ensuciamos. Pero podemos hacerla en olla normal y nos quedará igualmente divina.

Lavamos y picamos las verduras y las echamos en la cubeta. Añadimos un poco de aceite y programamos la función de dorar. A continuación añadimos el caldo de verdura o el agua y la sal y programamos sopa cremosa . Y lo dejamos que se haga y triture. cuando está listo, la podemos comer caliente o dejar a que se enfríe, de ambas maneras estará rica.

la cantidad de liquido que le añadimos podemos modificarla en función de nuestros gustos y deseos y si la queremos más o menos liquida.

Si lo hacemos en olla normal, ponemos las verduras en la olla con un poco de aove y las salteamos. Añadimos la sal y el caldo y dejamos cocer durante unos 40 minutos. La echamos en la batidora de vaso y la trituramos. La dejamos enfriar y la servimos con unas semillas de sésamo y unos brotes. A la de los niños no le puse brotes, pero a la mía  si, y  un chorro de crema de vinagre de módena, que me encanta.

Recomendación

Para mi gusto, si la hacemos para tomar fría, mejor añadimos agua y si ya estamos en invierno, siempre nos presta más el caldo de carne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.