Como supongo que  ya sabréis en los últimos tiempos se ha puesto de moda el consumo de algas  debido a los grandes beneficios que estas nos aportan; minerales, vitaminas, calcio, estimulan el metabolismo y nos depuran por dentro, son buenas para la piel, las uñas y el pelo, vamos. La leche¡¡¡! Son maravillosas para todo o casi todo así que.! Si aún no las consumes, ya te estarás  preguntando: ¿qué  hago yo sin  incluir en mi dieta esta maravilla de la naturaleza?
Pero como todo o casi todo lo que  se pone de moda en los últimos tiempos, estos productos» milagro» también tiene sus  contra indicaciones  y deben consumirse con moderación. Yo no soy nutricionista, nada más lejos de mis intenciones que pretenderlo y tampoco quiero entrar en el debate de algas si o algas no,  pero creo que todo en su justa medida y con moderación y porque no, para el experimento  es fantástico¡¡¡Como dato y por si a alguien le preocupa el aporte de yodo del pan os doy los siguientes datos: en 100 g de pan tenemos 0,75 g de alga Viendo los contenidos de yogo de las algas que usé  y asumiendo que de los 0,75 g asignamos la mitad a cada una de ellas .! En 100 g de pan os encontráis unos 2 mg de yodo.(1 gr de wakame contiene 0,4 mg de yodo y 1 g de kombu 4,25 mg)! Pienso que no es un dato preocupante para nuestro cuerpo comer un trozo de este pan de vez en cuando, pero cada uno tiene que valorarlo.
thumb_DSC_9670_1024

El otro día me hablaron del pan con algas  y me faltó tiempo para buscar y experimentar con la  receta. Tal es así, y con las prisas  que está hecho con levadura, pues no me dio tiempo a refrescar mi MM, pero el próximo será con fermento natural  y alguna otra modificación en los porcentajes de harinas e hidratación.
No obstante el resultado me ha gustado mucho. Un pan con mucha personalidad y carácter y  con un sabor diferente y original. Ni a mar ni a algas, y en absoluto fuerte. Solo os recomiendo que si os gusta probar y los sabores nuevos lo intentéis pues no os va a decepcionar.

Ingredientes para hacer pan con algas

  • 300 g de harina de trigo integral
  • 125 g de harina de  centeno integral
  • 100 g de harina  integral de maíz
  • 336 g de harina del país o panadera
  • 350 g de agua
  • 100 g de suero de leche o agua
  • 200 g de cerveza  para hidratar las algas
  • 6 g de alga deshidratada wakame
  • 6 g de alga deshidratada kombu
  • 60 g de nueces
  • 1 cucharada de miel
  • 8 g de levadura seca de panadero
  • 13 gramos de sal

Elaboración paso a paso del pan de algas

Un par de horas antes de hacer el pan  triturar las algas en un molinillo o procesador  y las ponemos  a hidratar en 200 g de cerveza. Yo he utilizado 1906, que es la que tengo en casa, pero podéis usar la que os guste o tengáis a mano, o si no queréis cerveza simplemente agua.

Elaboración de la masa del pan de algas

Echamos  en la amasadora todos los ingredientes menos la sal y las nueces, mezclamos y dejamos reposar 20 minutos. Después de estos 20 minutos de autolisis de la masa, añadimos la sal y amasamos unos 3 minutos a velocidad suave. Aquí hay que observar la masa pues ya sabéis que no todas las harinas absorben la misma cantidad de agua, y ajustar la hidratación. Yo he usado todas las harinas de El amasadero y la masa queda aunque pegajosa,  bastante densa y fácil de trabajar.  Seguro que en el siguiente, ya con Masa madre, ajustaré un poco y haré una masa más hidratada , aunque  no mucho más pues me apasionan los panes densos y consistentes.  Después echamos las nueces y  amasamos otros dos minutos y ya cuando la masa esté lista y las nueces integradas  se pasa  a un bol con aceite y tapamos con plástico para el primer levado en bloque . Dependiendo de la temperatura de vuestra cocina , unas dos horas aproximadamente , con dos pliegues cada media hora la primera hora de levado . observar la masa que haya casi duplicado su volumen  y volcar en la encimera  para bolear y dar forma . Primero boleamos, damos tensión  y al banetón para el segundo levado ya formado .
Mientras, encendemos el horno a  250º para que al meter el pan esté bien atope .En mi caso con la placa celsius y la coccote dentro pues lo cocí dentro de  la olla de hierro, pero desde luego esto no es ni necesario ni imprescindible . Si no tenéis ninguna de las dos cosas no pasa nada, se hornea en una fuente de horno  con un recipiente de agua debajo para aportar humedad y tan contentos ¡¡¡
En una hora y media estaba listo para ir al horno .La verdad es que fue sorprendentemete rápido el levado . No recomiendo retardar los levados en el frigo en este pan con esta cantidad de  levadura y cerveza pues casi seguro se sobrefermente . Seguro le va bien de hacerlo con  Masa Madre o menos  cantidad de levadura ..pero ese ya será otro pan ¡¡¡ pan de algas con MM
Cuando el pan y el horno estén preparados lo echamos dentro de la coccote , muy rápido  y con cuidado de no tocarla que está muy muy caliente , greñamos , vaporizamos con agua ,  tapamos la olla y a dentro . Bajamos el horno a 230 y lo dejamos 15 minutos , y después bajamos a 200 y 30 minutos más . Cuando hayan pasado   , que ya se yo que  habréis abierto el horno y la olla para ver el pan  varias veces , pues la curiosidad nos puede, lo destapais y 10 minutos más  así. Yo lo dejé otros  10 minutos más fuera de la olla para que se quedara  la corteza crujiente y dorada  ¡¡¡
Ya lo quitamos y lo dejamos enfriar hasta el día siguiente, si os aguantáis,  encima de una rejilla. Y mañana que ya haya asentado y enfriado a deleitarse y a sorprender con ese fantástico y novedoso  pan ¡¡¡
Te atreves con el ?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.