Después del resultado de las cookies con masa madre, tenía que probar con las cookies craqueladas, y vamos a empezar por las de chocolate.

Las cookies craqueladas con masa madre son realmente espectaculares. Aparte de vistosas son deliciosas. Quedan crujientes por fuera y super esponjosas y con un sabor intenso a chocolate por dentro .

Os cuento paso a paso cómo hacerlas y mejor las probáis y lo experimentáis.

Ingredientes.

  • 25 g de cacao en polvo
  • 10 g de harina algarroba
  • 100 g de harina pastelera
  • 25 g de masa madre al 100%
  • 1 huevo+1 yema.
  • 80 g de mantequilla
  • 20 gr de manteca de avellanas
  • 25 g de chocolate de cobertura fundido
  • sal y bicarbonato.
  • 1 tsp de esencia de vainilla
  • 1/2 tsp de esencia de café
  • cardamomo molido
  • 70 g de azúcar
  • 200 g de azúcar glass para el rebozado de las galletas

El paso a paso.

Primero preparamos la masa madre, alimentándola con el cacao, la harina pastelera y la algarroba unas horas antes. En mi cocina ha tenido que estar cuatro horas.

Al tiempo sacamos la mantequilla y los huevos de la nevera para que vayan atemperando a la hora de utilizarlos.

Cuando la masa madre de chocolate está lista, batimos la mantequilla con el azúcar y cuando esté cremoso añadimos la esencia de vainilla, de café el huevo y la yema y seguimos batiendo. A continuación echamos la naranja rallada y la sal cuando esté integrado añadimos el chocolate fundido, el bicarbonato y finalmente la masa madre. Cuando tengamos la masa lista la metemos en la nevera y la dejamos un mínimo de 6 horas. La masa se habrá endurecido y podremos hacer las galletas.

Encendemos el horno a 180ºC para que se vaya calentando mientras preparamos las cookies.

Tenemos el azúcar glas en un recipiente para cubrir las galletas. Vamos cogiendo porciones de masa y hacemos bolitas que vamos colocando en un plato. Cuando las tenemos todas listas las rebozamos en el azúcar un par de veces y las vamos colocando en una  bandeja. Cuando tenemos la bandeja preparada, las horneamos durante 12 minutos. Veremos que se han expandido un poco y se han abierto, haciendo el efecto craquelado. Que no se nos pasen demasiado pues se puede quemar el chocolate y secarse demasiado.

Las vamos sacando para una rejilla y las dejamos enfriar.

y tendremos una deliciosa mezcla entre una crujiente galleta y un delicioso bizcocho con un intenso sabor a chocolate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.