Para hacer unas hamburguesas de lujo, necesitamos una buena carne y un buen pan. No es que el resto de los ingredientes no sean importantes, pero, al menos en mi casa, lo demás es poco o nada elaborado y apenas quieren nada más. Pan, hamburguesa y rodaja de tomate. 

Hacer pan de hamburguesa casero es muy fácil y la diferencia es notable en el resultado final de la comida. 

La hamburguesa la hago con carne picada de ternera, sal, unas hierbas aromáticas, un poco de salsa perris y nada más. Luego las hago con unas planchas para darle forma y las congelo. Y las tengo ya lista para ir tirando de ellas.

El montaje final de la hamburguesa es a gusto de cada uno, y todos diferentes, pero muy pocos ingredientes más. La carne al punto en una plancha de hierro y a comer!

Os cuento  la receta de los panes, que lo mismo se usan para hamburguesa que para bocata, o al menos en mi casa dan para todo. Por aquí, si los dejo, cenan hamburguesa todos los días, y los bocatas a media mañana y a media tarde día sí, y al otro también ¡y no es para menos, pues están bien ricos!

thumb_DSC_9639_1024

Está en el  libro El Pan de Hamelman con alguna pequeña adaptación. La receta original lleva mantequilla en lugar de AOVE, y azúcar en lugar de miel. Además yo hice un TZ. 

Los Ingredientes :

  •  500 g harina panadera ( 100%)
  •  230 gr agua (46%)
  • 1 huevo (10%)
  • 40 g AOVE (8 %)
  •  30 g miel o azúcar invertido(6 %)
  • 25 gr leche en polvo (5%)
  • 10 gr Sal (2%)
  • 5 gr Levadura seca (1.5%)

Un par de horas antes hice un Thang Zong con 125g de agua de la receta y 25 grs de harina . Es una técnica que me encanta para bollería y panes por la esponjosidad que aporta y lo jugoso que se conserva el pan . De todas formas, podéis omitir este paso, saldrán igualmente estupendos y seguro que no se secan mucho pues no les daréis tiempo.

…y vamos a  amasar!

Poner todos los ingredientes en la cubeta de la amasadora y amasar 3 minutos a velocidad media hasta que estén integrados. Dejar reposar un par de minutos, y amasar otros 5 minutos suave hasta que el gluten esté totalmente desarrollado .

Pasar la masa a un bol con un poco de aceite, tapar con plástico  y dejar levar en bloque una hora más o menos hasta que haya doblado el volumen.

Una vez que ha subido, volcar la masa en la encimera y la dividir en partes iguales, de unos 70 g. Las boleamos y les damos tensión, haciéndolas girar debajo de la palma de la mano. Dejar relajar unos 5 minutos y pasarlas a una fuente de horno cubierta con papel. Las colocamos con separación suficiente para doblar tamaño y  que no se peguen. Aplastarlas un poco, rebozarlas en semillas de sésamo (si os gustan) y taparla con film para que no se sequen ni forme costra la masa. Dejarlas levar en un lugar cálido una hora aproximadamente hasta que hayan crecido.

Calentar el horno a 205º y cocerlos durante  20 minutos . Estarán dorados, pero tiernos y perfectos para una deliciosa merienda o la hamburguesa que más os guste.

Los sacáis y  los dejáis  enfriar encima de una rejilla.

thumb_DSC_9637_1024
Panecillos posando para la foto

Con estas cantidades os salen sobre una docena de panecillos . Congelan estupendamente bien, guardados en bolsas de plástico, en film o, lo mejor, envasados al vacío. Para descongelar solo acordaros de   sacarlos un par de horas antes. Los dejáis a temperatura ambiente y veréis que están  igualmente tiernos y muy  buenos. Y lo mejor es que no hay que hacer pan cada vez que os apetezca una hamburguesa. Son un buen recurso para improvisar una cena o una merienda, ¡y estoy segura que os van a encantar!

thumb_DSC_9644_1024
El panecillo protagonista, Míster Cereal 2018

¿Quién se anima con ellos ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.