Los panes con masa madre están de moda, y todos estamos con nuestro bote de fermento natural. Es indiscutible que son más digestivos y que aporta un sabor único o que los panes nos aguantan frescos más tiempo, pero no todo el mundo tiene los conocimientos para usar la masa madre. Así que, mi consejo es que si quieres comenzar a hacer pan en casa, lo hagas con levadura. Puedes hacer un pan delicioso y con unas migas y un sabor igual de rico que con masa madre.

Sigue leyendo que te cuento como hacer un pan con levadura maravilloso y muy fácil.

Ingredientes de la hogaza fácil con semillas

Para el fermento:

  • 100 g de agua
  • 100 g de harina de centeno
  • 4 g de levadura fresca

Para las semillas:

  • 150 g de semillas(lino, pipas de girasol, semillas de amapola, sésamo, pipas de calabaza)
  • 150 g de agua hirviendo

Para la masa de pan:

  • 700 g de  harina de fuerza
  • 200 g de harina gallega
  • 100 g de harina de fuerza integral
  • 200 g de fermento (o masa madre al 100%)
  • 700-750 g de agua
  • 1 g de levadura fresca
  • 300 g de semillas tostadas y remojadas
  • 21 g de sal

Pan de mm con semillas

Elaboración de la hogaza de pan gallego con semillas:

Comenzamos tostando las semillas en una sartén o en el horno (180ºc durante 15 minutos) y las escaldamos añadiéndole los 130 g de agua hirviendo. A la vez, hacemos el fermento, mezclando los ingredientes. Lo dejamos toda la noche a temperatura ambiente en la nevera o en un lugar fresco para que tenga un levado lento y no nos sobre fermente.

Al día siguiente preparamos la masa. En un bol ponemos todos  los ingredientes y los 700 g de agua. No añadimos  la sal y las semillas.  Mezclamos todo hasta que esté integrado y dejamos reposar a modo de autolisis 20 minutos. Pasado el reposo le añadimos la sal con un poco de los 50 g de agua que hemos dejado. Ponemos muy poca agua, para no pasarnos y si vemos que admite más la vamos añadiendo poco a poco. Amasamos durante unos 5 minutos hasta que la masa esté lisa y el gluten se haya desarrollado. La pasamos a la encimera, la estiramos y le añadimos semillas y luego plegamos la masa como si fuera un sobre y dejando las semillas dentro. ¿Podemos añadir el soack de semillas en el amasado inicial? Si, desde luego y es otra manera de hacerlo, pero de esta manera conseguimos que el gluten se desarrolle mejor, y luego al añadir las semillas nos evitamos que se rompa este gluten. Si las añadimos al inicio del amasado, puede que se rompa la malla del gluten de la harina, sobre todo con masas tan hidratadas.

Amasamos un poco más con las manos para que estas ser distribuyan de manera  uniforme en la masa. A continuación la pasamos a un bol con aceite y la vamos plegando cada 15 minutos durante una hora. Dejamos la masa 15 minutos más y la guardamos en la nevera para que haga un levado lento y su sabor sea mayor. Podemos continuar el levado y el proceso este mismo día, sin duda es a gusto de cada uno.

Sacamos de la nevera 1/2  hora antes de formar el pan para que atempere. Ponemos la masa en la encimera enharinada y la boleamos. Después de dejarla reposar unos minutos le damos forma al pan, lo pasamos a  un cesto de levado y dejamos una hora y media. ¿Cuándo está el pan listo para entrar en el horno? Cuando al hundir un dedo la masa vuelve a su estado inicial.

Encendemos el horno y lo calentamos a 250 °C. Cuando el pan está listo lo volcamos en un papel de horno,

lo greñamos, pulverizamos con agua  y lo introducimos en el horno.

Tiempos de cocción:

  • 15 minutos calor abajo a 250 °C con vapor
  • 20 minutos con calor arriba y abajo a 230 °C
  • 10 minutos con calor arriba y abajo 210 °C

Los tiempos pueden variar un poco dependiendo del horno. Lo retiramos y lo dejamos enfriar en una rejilla.

Pan con fermento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.