Los panes de molde siempre son un acierto, y los panes de molde con semillas molidas y escaldadas , además de rico, es un pan sano y una gran ayuda para ir al baño de forma regular.

semilas molidas

Variamos las semillas pero el lino está siempre

Ingredientes

Fermento

  • 150 g de filmjolk o yogurt
  • 150 g de harina de  centeno
  • 2 g de levadura seca

Soack

  • 100 g de lino
  • 100 g de avena
  • 400 g de agua
  • 21 g Sal

Masa final

  • 500 g de harina trigo
  • 100 g de harina integral centeno
  • 160 de panadera recia
  • 1 cucharada malta casera
  • 2 cucharas de germen de trigo
  • 500 agua

Como hacer pan de molde con semillas

Comenzamos haciendo el fermento, pesamos los ingredientes los mezclamos, sin necesidad de amasado. Simplemente removemos con una cuchara hasta que estén integrados. Lo tapamos y lo dejamos un mínimo de cuatro horas ( yo suelo hacerlo la noche antes) . A continuación tostamos las semillas, añadimos el agua y la sal y lo dejamos reposar tapado.

Cuando el fermento está listo (dependerá de la temperatura de cada cocina.) mezclamos todos los ingredientes de la masa final y dejamos reposar 20 minutos.Amasamos un poco y con las manos húmedas vamos haciendo pliegues y reposos de 5 o 10 minutos. Después de 4-5 tandas de plegados y reposos , lo dejamos tapado en un bol aceitado unas dos o tres horas. Si lo hacemos con amasadora, igualmente hacemos amasados cortos y reposos. Lo tapamos y le damos varios pliegues en el bol.

amasando pan de semillas

Cuando ha levado, formamos el pan o panes, dependerá del tamaño de vuestros moldes y lo colocamos en el molde forrado con papel de horno (o simplemente ponemos  una tira para luego facilitar el desmoldado). Espolvoreamos con semillas o avena y sésamo.

pan en el molde listo para el horno

Lo tapamos y dejamos llevar una hora u hora y media. Una  vez más dependerá de la temperatura ambiente y la humedad.Cuando ha casi doblado su volumen lo horneamos a 240°C 40 minutos. El pan de molde tenemos que hornearlo casi levado del todo.

pan listo y cortado

Una vez cocido lo desmoldamos y lo  dejamos enfriar en una rejilla.

Luego lo podemos rebanar y lo congelamos rebanado para ir sacando según vamos consumiendo. Una delicia de tostadas para los desayunos o las meriendas  y una vez que probamos esto ya nos olvidamos de los panes blancos.

rebanada de pan de molde

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *