Bizcochos de naranja y cúrcuma minis usando masa madre.

Si tenéis masa madre y queréis usarla o no tirar los descartes, os digo cómo hacer unos deliciosos bizcochos de naranja y cúrcuma usando masa madre.

Es una masa versátil y se pueden hacer mini bizcochos, magdalenas, mini pastelitos o un bizcocho grande. Lo que más os guste y encaje.

Yo hago mucho estos bizcochos individuales para poder regalar, congelar otros y después cuando un día cualquiera sin trabajo tengo un bizcocho para las meriendas o el desayuno.

Os digo la receta con el paso a paso.

Ingredientes.

  • 150 g de masa madre integral
  • 300 g de zumo de naranja
  • 300 g de harina de repostería
  • 200 g de azúcar
  • 25 g de azúcar invertido
  • 150 g de aceite de girasol
  • 2 huevos enteros
  • 1 yema
  • polvo de naranja y cúrcuma
  • 1/2 cucharada de nuez moscada y cardamomo
  • sal
  • bicarbonato
  • royal

Elaboración

  1. Alimentamos la mm con la harina y el zumo de naranja y dejamos reposar a temperatura ambiente una hora u hora y media, dependiendo de la temperatura de nuestra cocina.
  2. Cuando el fermento está listo batimos el azúcar con el aceite a velocidad alta hasta que esté blanquecina.
  3. Añadimos los huevos y batimos fuerte hasta obtener una mezcla cremosa y espumada. Luego vamos añadiendo el resto de ingredientes dejando la masa madre de naranja para el final mezclándola con cuidado.
  4. Lo dejo en la nevera un mínimo de tres horas o un máximo de 8.
  5. Pasado este tiempo, echamos la masa en los moldes previamente engrasados y los horneamos a 180ºC durante 25 minutos (para estos moldes).
  6. Si hacemos un bizcocho grande tendremos que aumentar el tiempo a unos 5o minutos. Os aconsejo que vayáis controlando los tiempos y pinchándolo. Lo retiramos cuando el palillo sale limpio.
  7. Si optamos por hacer muffing o magdalenas, los horneamos a 180ªC durante 20- 25 minutos. El tiempo es relativo y depende un poco del horno o del tamaño de nuestras magdalenas y del molde utilizado.

el resultado es espectacular¡¡¡ un bizcocho con un sabor a naranja intenso y una textura esponjosa y húmeda.

Y lo mejor es que aguantan tiernos un montón de días. Si los congeláis, tendréis un bizcocho casi listo en el tiempo que tarda en descongelar.

Os animáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *