Los cantuccini o cantucci, dulce tipico de la toscana,  han sido todo un descubrimiento estas navidades. Son bien  similares a los carquiñoles, a los croquants y muchos otros variantes en diferentes paises.

En este caso y lo que caracteriza el proceso es un tostado de las galletas una vez cortadas, para secarlas y hacerlas más crujientes. Esto hace que se conserven varias semanas y los hace perfectos para regalar o tener preparados con antelación, algo que en estas fechas, nuestra planificación  siempre agradece.

ducles tipicos de la toscana

 

Es una galleta dulce y muy sabrosa, que originalmente se hace con almendras, con piel. En este caso yo he reducido cantidad de azúcar y he usado pistachos y avellanas, los frutos secos que tenía. Y aunque seguro que poco tienen que ver con los originales, he de decir que están deliciosos.

 

Ingredientes para hacer cantuccini toscano de pistachos

  • 500 g de harina de todo uso
  • 250 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 50 g de mantequilla a punto de pomada
  • ralladura de un limón
  • 100 g de pistachos pelados
  • 100 g de avellanas
  • sal
  • 7 g de polvos de hornear

Elaboración de los cantuccini toscano de pistachos

Pesamos y medimos todos los ingredientes y encendemos el horno a 200 °C

Ponemos la harina en el bol de la amasadora y añadimos el resto de los ingredientes. Amasamos hasta tener una masa integrada. La dividimos en tres partes iguales y hacemos con ella unos cilindros de masa. Del tamaño que le hagamos va a depender el tamaño final de nuestros bizcochos. Particularmente no me gustan muy grandes, pero hacedlos a vuestro gusto. Los colocamos juntos en  una bandeja de hornear forrada y cuando el horno está a la temperatura marcada, los metemos dentro. Los horneamos durante unos 15 o 20 minutos, hasta que comiencen a dorarse por encima. Los retiramos y con cuidado de no quemarnos los cortamos. Ponemos la masa ya cocinada sobre una tabla de cortar y usando un cuchillo con buen filo. Como están calientes y todavía algo blandos, hay que ir con cuidado de no quemarse y que no se rompan.

Una vez cortados, los vamos colocando de nuevo en la bandeja de hornear, en horizontal y los metemos de nuevo al horno durante unos 10 o 15 minutos. Cuando vemos que están dorados y crujientes los retiramos y los dejamos enfriar en una rejilla. Una vez fríos los guardamos en una caja hermética donde se conservarán durante varias semanas.

cantuccini

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *