Aunque sobre el pulpo hay mucha literatura y secretos, en realidad no tiene mucho ni es complicado, y creo que la base de esta receta es tener un buen pulpo y no pasarlo en la cocción. No se necesita olla de cobre  ni otro artilugio, simplemente que sea una olla amplia, si no queremos que esté dentro del agua sin hervir demasiado tiempo.

Después un buen aceite y un buen pimentón lo hacen todo, y por supuesto un buen pan para mojar y acompañarlo del plato a la boca y no mancharnos.

Respetar los tiempos y nada más sencillo y delicioso.

Ingredientes

  • 1 pulpo de 2-3 kg
  • patatas
  • sal gruesa
  • pimentón dulce
  • pimentón picante
  • aceite de oliva intenso

El paso a paso para un pulpo de 2-3 kg

Ponemos una olla alta y con abundante agua a hervir. Es muy importante que sea una olla grande, para que al echar el pulpo no enfríe mucho el agua y no tarde en volver a romper el hervor.

Cuando el agua rompe a hervir, asustamos el pulpo 3 veces y a la tercera lo dejamos caer dentro del agua. Cuando vuelve a romper a hervir lo dejamos cocer 20-25 minutos con la olla destapada a fuego fuerte. Apartamos la olla del fuego y lo dejamos reposar en el agua de cocción 20 minutos.

Pasado el reposo, lo cogemos con un pincho por la parte de arriba y lo colocamos encima de un cuenco o bol boca abajo, para que queden los tentáculos hacia abajo.

Y lo vamos preparando.

Cortamos un tentáculo con una tijera y con la misma tijera y empezando por la parte mas gorda vamos cortando los trozos en diagonal (nunca rectos) de un grosor de un medio centímetro, más o menos.

En un plato de madera si tenemos, que previamente hemos calentado en la propia agua ponemos el pulpo pero sin amontonar y lo aliñamos.

Sal gruesa, pimentón que tendremos mezclado dulce con picante(en la proporción de 2 de dulce por uno de salado) y por ultimo aceite de oliva intenso, sin ser tacaños.

Si no tenemos el pimentón mezclado, primero echamos el picante, para ver la cantidad que echamos y luego el dulce.

Mientras lo estamos aliñando, lo ideal es coger el plato en la mano y tenerlo un poco inclinado para que el agua vaya escurriendo y se quede sólo el aceite.

Si lo queremos acompañar con patatas y hacer el tradicional pulpo con cachelos, mientras el pulpo reposa, en la misma agua del pulpo cocemos las patatas. Las lavamos bien y las cortamos en rodajas de un centímetro y sin pelar  las cocemos. Cuando están listas las quitamos del agua y las cortamos en rodajas y las colocamos en la tabla debajo del pulpo. A continuación las rodajas de pulpo encima y lo aliñamos de la misma manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *