Si hay un postre fácil y que gustará a todos en tus celebraciones más festivas es el nougat helado. Es además de fácil, la mejor manera de tener helado cremoso sin necesidad de heladora.

como hacer nougat helado

Toma nota y no dejes de poner un helado estas navidades.

Ingredientes para hacer nougat helado

Para la nougatine:

  • 120 de almendras
  • 120 g de pistachos
  • 30 g de miel
  • 250 g de azúcar
  • 30 g de mantequilla

Para el merengue italiano:

  • 4 claras de huevo
  • una pizca de sal
  • una pizca de crémor tártaro
  • 205 g de azúcar
  • 30 ml de agua
  • 15 g miel o azúcar invertido

Para hacer el nougat

  • toda la nougatine (reservamos un poco para decorar)
  • todo el merengue italiano
  • 350 ml de nata montada
  • frambuesas y nougatine para decorar

Elaboración del nougat helado paso a paso

Comenzamos preparando el nougatine. Tostamos los frutos secos en una fuente de horno o en una sartén durante 3 o 4 minutos y los reservamos. A continuación preparamos el caramelo  y para ello ponemos en un cazo el azúcar con la miel y dejamos que se vaya fundiendo sin remover. Cuando observamos que se comienza a fundir el azúcar movemos el cazo y ya finalmente ayudándonos de una espátula de silicona lo mezclamos para que no se queme. Le incorporamos los frutos secos y lo mezclamos todo y finalmente echaos la mantequilla. Lo mezclamos rápidamente y la colocamos en una bandeja forrada con papel de horno, lo extendemos y lo dejamos enfriar.

Cuando la Nougatine está fría, la molemos o partimos con un cuchillo y la reservamos para añadir a nuestro helado o nougat.

nougatine navideña

Preparamos el merengue italiano y para ello comenzamos haciendo un almíbar; En un cazo ponemos el azúcar, la miel y el agua y lo hervimos hasta que alcance los 118 °C. A continuación lo apartamos del fuego montamos las claras a punto de nieve. Cuando comienzan a endurecerse vamos añadiendo el almíbar poco a poco. Este irá cociendo las claras, y tendremos que seguir batiendo hasta que el bol esté del todo frío.

Finalmente, montamos la nata y cuando la tenemos lista le vamos añadiendo el merengue italiano, mezclándolo despacio y con movimientos envolventes. Queremos que nos quede bien integrada la mezcla sin que se bajen. Por último añadimos la nougatine, y lo mezclamos. Podemos reservar un poco de nougatine para decorarlo antes de servir. Cuando lo tenemos todo integrado lo echamos en un molde previamente forrado con papel film y lo guardamos en el congelador.

En el momento de servirlo lo desmoldamos, lo ponemos en un plato o fuente y lo decoramos con unas frambuesas y un poco de nougatine que hemos reservado para ello.

Nougat helado perfecto

Es un postre que no se endurece y no necesita que lo saquemos con antelación antes de servir. Os aseguro que va a encantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.