Esta es una receta tradicional y antigua de aldea donde las haya. Hoy en día no va a resultar nada fácil encontrar un gallo de corral, de dos o tres años, cómo lo hacían antiguamente. Seguro que hay quien los cría pero para consumo propio, pero no para la venta, pues el coste de cuidar un pollo dos años en libertad, es muy elevado, con una rentabilidad a muy largo plazo.

No obstante, si tenemos contactos, hay en las aldeas quien cría y vende pollos de corral, perfectos para esta receta.

¿Podemos usar un pollo del supermercado?Desde luego que si, pero el sabor de la carne, nada tendrá que ver. Los tiempos de cocción serán mucho menores y la intensidad de sabores no existirá. A la vista está, pues el color de la carne es mucho más oscuro.

Esta receta, es la de mi madre, que cocinó ayer y sus nietos probaron por primera vez. Las patatas están recién recogidas del huerto y las verduras que lleva, lo cual a mi parecer lo hace todavía más especial.

Os cuento cómo hacerlo.

Ingredientes

  • un gallo de corral troceado
  • un diente de ajo
  • Perejil
  • Un vaso de Aove
  • Harina de maíz.
  • Un vaso de cerveza negra
  • Un vaso de vino tinto
  • 2 zanahorias
  • ½ puerro
  • 5 chalotas
  • ¼ de pimiento morrón
  • pimienta molida y sal
  • granos de pimienta de Jamaica
  • 2 clavos
  • 2 vasos de caldo

El paso a paso

El día anterior troceamos y adobamos el gallo con sal, ajo, perejil y un chorro de aove y lo dejamos tapado en la nevera.

Y asamos nuestro gallo.

Ponemos un poco de aceite en una sartén y rebozamos los trozos en harina de maíz y lo sellamos . Lo vamos pasando para una olla de base ancha para que esté bien extendido. Es muy importante que no se queden unos trozos encima de otros.

En ese mismo aceite que nos queda en la sartén echamos un ajo machacado y dejamos que se tueste un poco y añadimos ese aceite en la olla. Seguro que le ha quedado un poco de harina en el fondo, y esos posos los desechamos.

Añadimos el vaso de vino y la cerveza negra y dejamos que levante hervor para que evapore el alcohol. A continuación añadimos las verduras picadas y las pimientas y el clavo. Revolvemos todo y dejamos que se vaya haciendo a fuego suave. Vamos añadiendo caldo que tendremos hirviendo según veamos que se van concentrando la salsa para que no se quede seco.

Necesita unas tres horas de cocción (dependiendo un poco de la edad del gallo) a fuego muy lento cuidando de darle la vuelta a mitad de cocción . Quizá con los pollos que podemos conseguir hoy en día en menos tiempo se harán.

Vamos moviendo la olla y controlándolo y cuando se pincha lo tendremos listo para servir .

Lo acompañamos de unas patatas asadas o guisadas enteras en la misma olla , unas simples patatas fritas con una ensalada o unas verduras hervidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *