Usar arroz molido en el pan de molde con el lino y la chía, ha sido una gran casualidad, por un día que no tenía apenas semillas y decidí poner arroz integral molido. Y junto con el resto de los ingredientes nos ha salido un pan delicioso que os animo a probar. Es también fácil y se hace bastante rápido.

Ingredientes para hacer pan de molde con arroz, lino y semillas de chía molidos.

Fermento

  • 150 g de filmjolk o yogur o leche
  • 150 g de harina de centeno
  • 3 g de levadura seca (o 10 g de levadura fresca)

Soack

  • 100 g de lino
  • 100 g de arroz integral
  • 50 g de semillas de chía
  • 400 g de agua
  • 21 g sal

Masa final

  • 500 g de harina trigo panadera
  • 200 g de harina panadera integral
  • 200 g de harina de fuerza
  • 1 cucharada malta casera
  • 2 cucharas de germen de trigo
  • 400 450  g de agua

Como hacer pan de molde con arroz, lino y semillas de chía molidos

Comenzamos haciendo el fermento, pesamos los ingredientes los mezclamos, sin necesidad de amasado. Simplemente removemos con una cuchara hasta que estén integrados. Lo tapamos y lo dejamos un mínimo de cuatro horas (yo suelo hacerlo la noche antes). A continuación molemos las semillas, las tostamos un poco y  añadimos el agua y la sal y lo dejamos reposar tapado.

Cuando el fermento está listo (dependerá de la temperatura de cada cocina), preparamos el resto de ingredientes para hacer el pan. En un bol mezclamos todos los ingredientes de la masa final y  lo dejamos reposar 20 minutos.  Pasado el tiempo de autolisis, amasamos un poco y con las manos húmedas vamos haciendo pliegues y reposos de 5 o 10 minutos. Después de 4-5 tandas de plegados y reposos, lo dejamos tapado en un bol aceitado unas dos o tres horas. Si lo hacemos con amasadora, igualmente hacemos amasados cortos y reposos. Lo tapamos y le damos varios pliegues en el bol.

Cuando la masa ha levado, formamos el pan y también preparamos el molde. Volcamos la masa en la mesa de trabajo y la desgasificamos. La estiramos formando un rectángulo y la enrollamos sobre sí misma, generando tensión. Ponemos la masa en el molde y la dejamos levar un par de horas. Pasada una hora, encendemos el horno a 250º C con calor arriba y abajo. Cuando está listo y nuestro pan haya llegado al punto máximo de levado, lo horneamos a 240º C durante unos 40 minutos.

Lo retiramos y lo dejamos enfriar en rejilla antes de rebanarlo y probarlo.

 

 

Si no lo vamos a consumir en unos 3 o 4 días, mi consejo es que lo rebanéis todo y lo congeléis. Si, ya cortado para ir quitando rebanadas y usando sin apenas trabajo.

 

2 Comentarios

  1. Ana 20 agosto, 2021 en 6:48 am

    Hola! Hago muchas cosas de tu blog y quería preguntarte sobre este pan u otro de los semiintegrales que haces con semillas (ya he hecho algunos y un sabor fantastico), cuanta harina de la blanca podría quitar y cambiar por más harina integral de trigo sin que el pan se convierta en un ladrillo? Jajaja Es que estoy intentando comer integrales.
    Gracias por tu ayuda.
    PD: Tu roscon es el elegido siempre en mi casa 🥰

    Respuesta
    1. admin 3 septiembre, 2021 en 3:33 pm

      Hola, Ana, primero agradecer tu confianza en mí y mis recetas, me alegra que te gusten.Puedes modificar la harina toda y usar todo integral. Ajusta el líquido, pues absorben más cantidad, pero sin problema puedes hacer panes con harina integral 100%. No será la misma textura y te van a quedar más densos y difíciles de manipular en la masa, pero igualmente deliciosos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *