El pan de algas es un pan delicioso y diferente, que nos encanta en casa y hacemos con frecuencia. En esta ocasión lo hice con masa madre de centeno y aceitunas negras. Lo cierto es que me gustó mucho el experimento del primer pan de algas, pero como la masa madre no estaba a punto(la impaciencia me pudo y no me dio tiempo a refrescarla) lo hice con levadura. Quería hacerlo con masa madre y esta es la ocasión thumb_DSC_9828_1024
Es muy similar al anterior (Hacemos pan con algas?)

Ingredientes para hacer pan con algas:

  • 174 g de harina de trigo integral
  • 500 g de masa madre de centeno integral al 100%
  • 500 g de harina gallega
  • 500 ml de suero de leche
  • 6 g de alga deshidratada wakame
  • 6 g de alga deshidratada nori en copos
  • 1 bote de aceitunas negras cortadas
  • 15 g de sal

Como hidratar las algas:

Pesar las algas y molerlas hasta pulverizar usando un procesador de alimentos o el molinillo del café. A continuación las hidratamos en líquido, bien agua o como en este caso, en suero de leche. Una vez molidas las echamos en un bol y las cubrimos con los 500 ml de suero de leche, o si no tenéis, agua. Dejamos que reposen una hora.

Amasado y levado en bloque

Una vez las algas están hidratadas comenzamos a amasar el pan. Echar todos los ingredientes en la cubeta de la amasadora menos las aceitunas y amasamos unos 5 minutos hasta tener una masa integrada y pegajosa. Dejamos reposar la masa cinco minutos y añadimos las aceitunas hasta que se mezclen por completo. Pasamos la masa a un bol untado en aceite y la tapamos. La dejamos levar en bloque unas dos o tres horas con dos plegados cada media hora la primera hora de este levado en bloque. En paso de levado en bloque podemos  hacerlo en nevera para retardar la fermentación hasta 12 horas. Yo uso mucho el levado en nevera, pero no en este punto, sino una vez formado, pues me resulta más cómodo en mis tiempos. Pero como sabemos,  también se puede hacer en este punto del proceso. Mi consejo es que lo adaptéis al momento que os encaje mejor.

Formado y horneado

Transcurrido el tiempo de levado echamos la masa en la encimera ligeramente enharinada, amasamos un poco para desgasificar y boleamos la masa generando un poco de tensión. La dejamos reposar unos 10 minutos y le damos forma al pan. La que más nos guste e incluso podemos hornearlo en molde. Yo hice una hogaza redonda y la pasé a banetton a fermentar pues quería hornearlo en cocotte. Hice dos panes y para rentabilizar tiempo y horno irían juntos. Este de algas dentro del cocote y el otro( pan suizo de granja) fuera, encima de la celsius.
040E0E95-8114-403D-B683-0C3B66DA81DB
Una vez formado tapar y dejar en un lugar cálido unas dos horas. Pasada una hora, encendemos el horno a 250º con ventilador para que caliente antes. Ponemos la olla de hierro dentro y cuando está listo metemos el pan.
Quitamos la olla del horno, la destapamos y le espolvoreamos semolina  en el interior. Volcamos el pan del banetton a la olla y rápidamente le hacemos una greña. Lo pulverizamos con agua y la tapamos. La introducimos de nuevo en el horno, con mucho cuidado y la dejamos 15 minutos. Pasado ese tiempo, bajamos la temperatura a 230º y  la horneamos 30 minutos más.

Después la destapamos y la dejamos cocer dentro de la olla destapada otros 10 minutos a 200 °C. Lo quitamos del horno y lo dejamos enfriar en una rejilla hasta el día siguiente, para que sus sabores se asienten y se intensifiquen más.

thumb_DSC_9848_1024

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.