Noy hay mayor placer que comerse un bocadillo de chicharrones gallegos o » bocadillo de rixons» recién hechos en medio de un pan bien fresquito, recién traído por el panadero. Y eso mismo fue lo disfrutamos mama y yo el día que hicimos los chicharrones, los tradicionales » rixons» tal y como los  hacía mi abuela y como siempre se hicieron en mi casa generación tras generación. La receta y mucha historia y recuerdos, mis recuerdos podéis leerlo.aquí.

listos para degustar los chicharrones

No me lo han contado, ni lo he leído, es algo que, como muchas otras cosas y recetas tradicionales de mi tierra, he vivido. Es quizá por eso que consigo transmitirlo y sobre todo mantenerlo de manera auténtica y tradicional, sin adornos ni mucho cambio.

Estos salieron de mi congelador, que aún me quedan, pues el de ese día, en pan de bola gallega, no me dio tiempo a fotografiarlo, pero os prometo que este año lo haré. Para este bocadillo, los he calentado en una sartén, siempre de hierro, que tanto me gusta, y así los hemos disfrutado.

calentando chicharrones

El pan casero, pan gallego que hice yo, pues no se me ocurriría poner otro tipo de pan a este delicioso manjar.

Como siempre digo, hay cosas que no se compran, o se hacen o te los regalan. Y aunque hay muchos sitios y carnicerías donde se pueden comprar unos deliciosos chicharrones, nada es comparable con este sabor. Solamente alguien que ha probado los de verdad, puede percibirlo. Es imposible que sea el mismo sabor, e incluso ese color, ya que los caseros hechos con carne de un cerdo criado en casa son más oscuros que los que nos venden.

tostada de rixons

Y así de deliciosa es a veces nuestra cena de los viernes, o algún picoteo informal con amigos. Poner un platito de estos chicharrones no tiene precio.

Ingredientes para hacer un bocadillo de chicharrones gallegos

  • Pan casero gallego
  • chicharrones

Como hacer el bocadillo de chicharrones

Nada más sencillo que cortar el pan, fresquito y todavía templado y poner el medio los chicharrones. Los podemos poner cortados en rodajas fríos y calentarlos previamente en una sartén. Para calentarlos, los echamos desmenuzados en una sartén de hierro a fuego suave y podemos añadir un poco de grasa de cerdo. Si, la grasa de cerdo que se obtiene de hacer estos chicharrones y que se guardan en botes. Aquí os cuento cosas de esta grasa y diferentes usos.

Y a disfrutar de un manjar que todavía muchos podemos recordar de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.