El famoso kugelhopf alemán con masa de roscón.

Estamos en unas fechas en las que queremos sorprender y en las que ya no se nos ocurren cosas, pues entre cenas, fiestas en todas partes y el día a día a veces nos perdemos y nos saturamos. Al menos a mi me pasa. Este fin de semana, teníamos una cena con unos amigos, y ya no se me ocurría que podía hacer, entre otras cosas porque no tenía tiempo.

Así que me acordé de una masa de roscón que tenía en el congelador, y decidí darle un aire un poco más navideño y darle forma de kugelhopf, el pan alemán navideño.

Os cuento como improvisar un dulce original y delicioso  para una cena de navidad

Os cuento como lo hice.

  • quité la masa del congelador el viernes por la mañana, sobre las 7:30, y la dejé todo el día en un bol a temperatura ambiente.
  • En mi cocina hay unos 21ºC, y a esa temperatura descogeló y levó hasta las 7 de la tarde. Unas doce horas .
  • A las 7, hice un cordón con la masa, lo enrrosqué sobre si mismo ( de ahi la miga laminada) y lo fui metiendo en el molde, previamente engrasado, en espiral.

  • Lo tapé con  un gorro de ducha y lo dejé de nuevo en la cocina. toda la noche hasta las 8. Otras 12 horas levando, pero esta vez dentro del molde.
  • El sabado por la mañana lo horneé a 180ºC unos 25 minutos.
  • lo desmoldé y a una rejilla a enfriar .
  • y a la noche triunfé con mi regalo improvisado y sin apenas trabajo

Si al final, lo importante es la intención ¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *