Esta original fugase de remolacha queso y nueces, además de ser vistosa esta deliciosa.

Tengo que reconocer que hacer la fugase no era la idea original, si no que era hacer un pan, pero a mitad de camino y cuando tenía la masa hecha, decidí que con la misma haría una hogaza y además una fugase .

En casa nos gustan mucho los panes planos. En general nos gusta mucho el pan, mejor los bajos y de miga densa. Así que este estilo de panes son un éxito.

Estaba deliciosa ¡¡ Me ha encantado el contraste que hay de sabores, entre el queso las nueces y la remolacha.

Además a la fugase le he añadido pimienta negra molida gruesa por encima y es fantástico el sabor que le aporta.

Para ver el proceso de amasado aquí.

Una vez ha levado en bloque, dividimos la masa a la mitad y  formamos la hogaza y la fugase.

Hacemos dos batard y los ponemos en los cestos con los pliegues hacia arriba, los dejamos levar tapados dos horas .

Para hacer la fugase, volcamos uno de ellos en una fuente de horno forrada con papel, y la aplanamos con un rodillo dándole forma de hoja y dejándola con un grosor de un dedo o dos. Le hacemos unos cortes , espolvoreamos con pimienta y polvo de remolacha, ponemos unas escamas de sal y la horneamos unos 20 minutos a 240 grados. Cuando la metemos le damos un golpe de vapor, pulverizando agua encima.

Cuando está lista la sacamos y la dejamos enfriar en una rejilla y la degustamos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.