filloas dulces rellenas de crema

Recetas de filloas hay muchas y nombres para ellas otros tantos; filloas, freixos, tortas. Las filloas dulces son un postre típico en algunas zonas de Galicia y realmente deliciosas, tanto es así que han pasado de ser solamente hechas por carnavales a estar en presentes casi todo el año en los postres. Solas, con miel o rellenas de nata, crema o chocolate, estas filloas te van a encantar y es un postre realmente delicioso y muy típico en algunas casas de Galicia. Sin duda, poco o nada tienen que ver con las filloas más simples, clásicas y tradicionales que hacía mi abuela, pero tanto en el norte de Galicia como en el sur, parece que lo típico eran estas filloas dulces.

Ingredientes

Para el amohado:

  • 250 g de harina panadera
  • 350-400 ml de leche entera
  • Una copa de anís
  • Una cucharada de miel o almíbar
  • ralladura de limón
  • Una pizca de sal
  • 2 huevos

Para pincelar la sartén;

  • Aceite o mantequilla

Elaboración de las filloas gallegas dulces

Como siempre comenzamos tamizando los 250 g de harina y haciendo con ella y 250 ml de leche una pasta espesa. La mezclamos bien con unas varillas o un tenedor y la dejamos reposar varias horas, para que la harina se hidrate. Es algo que siempre vi hacer a mi abuela, tamizar la harina y dejar que la harina de las filloas, o los freixó o tortillas de masa «abriera», así que, como las abuelas eran sabias, lo seguimos haciendo. ¿Sabéis que mi abuela hacia una olla de 25 litros de almohado de filloas? La pobre se pasaba el día haciendo filloas, y decía que las últimas estaban mejor. Y creo que de ahí el dejar reposar la harina con el líquido horas.

Pasado el reposo, ponemos una o varias sartenes al fuego, que se vayan calentando poco a poco, lo cual es importante, las sartenes jamás las calentamos a fuego máximo, si no que poco a poco y luego ya ajustaremos el calor. Mientras,  preparamos el almohado. Le añadimos los huevos previamente batidos, la sal, el anís, la miel y el resto de la leche y finalmente la ralladura de limón. Lo batimos todo bien con unas varillas y cuando las sartenes están vamos a hacer la primera, de tanteo, para ver la textura del almohado, la sal y la temperatura de la sartén.

Es casi seguro que tengamos que ajustar un poco el líquido de la masa, pues no todas las harinas son iguales, así que si veis que os quedan muy gordas, le añadís un poco más líquido.

Pincelamos la sartén con la mantequilla, que normalmente es tocino, pero al ser dulces vamos  a usar mantequilla. Añadimos el almohado y dejamos que cuaje. A los dos o tres minutos le damos la vuelta y dejamos un minuto más. Tenemos que tener cuidado de no dejarlas demasiado tiempo en la sartén, pues al tener azúcar se nos quemarán antes. La sacamos para un paño que se vaya enfriando y seguimos haciéndolas de la misma manera.

Si las hacemos para rellenar, podemos hacerlas un poco más gordas, pues si no,  no aguantarán las cremas. Podemos simplemente tomarlas con un poco de miel por encima o azúcar glass.

filloas y cañitas rellenas

Las filloas dulces y las cañitas rellenas, un postre típicamente de carnaval que se han estandarizado durante el año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.