Que tienen las oreo que a todos los niños les encantan? Casi prefiero no saber la respuesta a esa pregunta, pues si no, en casa no entraba ni una. A mi hijo le apasionan, pero yo intento que coma las mínimas y siempre como un premio. Aún así he buscado una  alternativa ; hacerlas  juntos en casa y le hacen mucha ilusión .
La receta original la he sacado de aquí , molde incluido y han sido un éxito. Pero esta vez haré alguna modificación, omisión de relleno incluido.
Los ingredientes usados:

  • 200 grs mantequilla temperatura ambiente
  • 150 grs azúcar
  • 1 huevo temperatura ambiente
  • 15 ml pasta vainilla
  • 1,25 ml sal
  • 1,25 bicarbonato
  • 2.5 ml levadura
  • 230 grs harina fuerza
  • 50 grs cacao  en polvo puro.

Vamos allá ¡¡¡¡
Batir la mantequilla con el azúcar  unos 5 minutos hasta  obtener una crema esponjosa y que haya doblado su volumen. Añadir el huevo y la pasta de vainilla y seguir removiendo hasta  conseguir una mezcla  uniforme y los ingredientes estén todos integrados.
 
thumb_DSC_7469_1024
Aparte, echar  en un bol  la harina con el cacao, la sal el bicarbonato y el royal, e ir tamizando todo junto en la cubeta.
 


 
Mezclar todo  muy despacio (velocidad mínima para evitar esparcir la mezcla de harina, pues no os podéis imaginar lo engorroso de limpiarlo ) hasta obtener una masa compacta. La metemos en una bolsa y la guardamos en la nevera   un mínimo de una hora. Yo la he dejado de un día para otro, hasta que pude hacer las galletas. Con estas cantidades salen un montón  pero se conservan muy bien guardadas en un recipiente hermético.
thumb_DSC_7476_1024
Hacemos   bolitas con la masa y las ponemos en el molde, previamente engrasado ( yo usé con un spray especifico para ello) y presionamos  bien  para que quede perfectamente rellenos todos los huecos. Es importante hacerlo rápido y manipular la masa lo menos posible pues se reblandece mucho y luego es difícil de trabajar con ella.
 

Luego presionamos  con algo  para que queden uniforme y lisas por arriba (yo utilice un baso , también podéis pasar un rodillo o una espátula). Introducimos   el molde en la nevera mientras se calienta el horno.
Para hacerlas sin  el molde, podéis poner la masa entre dos papeles de horno o film para extender  con un rodillo y las  cortáis con forma   redonda y del tamaño que queráis. Luego se hornean sobre papel  como otra galleta.
Hornear 15 minutos a 180º, y quitar del molde  con ayuda de un palillo y dejar enfriar sobre una rejilla. La verdad es que quedan muy vistosas y de sabor una delicia, no muy dulces y con el ligero toque amargo del chocolate puro al que  hemos añadido un puntito de sal.
Yo, en esta ocasión no las he rellenado y además he guardado un poco de masa en el congelador que utilizaré para  decorar otras galletas que ya veremos como salen . Tampoco las hice demasiado dulces ,aunque al no rellenarlas  seguro que hubieran aceptado perfectamente el azúcar  de la receta original. Estoy segura de que será una buena combinación  utilizarla con otra masa mas dulce,  pero de eso os hablaré en otra receta.
Ya sé que sin la crema de vainilla del relleno, no son como las oreo originales, pero puesto que   al destinatario final de las mismas  le gustan igualmente ,creo que es  una muy buena opción reducir azúcar y mantequilla.
Cómo lo veis ? Os animáis con ellas ? No tenéis en casa ningún amante de las famosas Oreo?
 

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.