Ya estamos en navidad, luces y árboles por todas partes y seguro que estáis haciendo los preparativos para las cenas y los dulces. En casa, desde hace unos años solamente se compra turrón, pues aunque he intentado hacerlo, no ha dado buen resultado la cosa. Así que por ahora, vamos a seguir comprándolo. Pero el resto ya es casero; Polvorones, mazapán, el panettone,  el pandoro y el roscón de reyes.    Y ya no hay más dulces, pues no triunfan.


El pandoro es el más exitoso y con gran diferencia. Lo  hice por primera vez hace tres años, siguiendo la receta de Maria Lunarillos  y nos ha encantado. No es para nada difícil de hacer y de verdad que vale mucho la pena. Os voy a contar como lo hago, como juego con los tiempos de reposo  y la nevera para que no tengamos que ser esclavos de la  masa y como  todas, se puede adaptar perfectamente a nuestros horarios. Lo mejor de todo es que se puede congelar la masa y esto nos permitirá amasarlos con antelación para que esos días de fiestas y poco tiempo podamos tener padoro recién hecho sin apenas trabajo.

Pandoro de navidad
La receta originaria es de las Hermanas Símili,  pero yo la he encontrado en el blog de Maria Lunarillos. Hay una pequeña variación a la hora de incorporar algún ingrediente entre el fermento y el primer amasado, pero la suma final de ingredientes y cantidades es la misma, y el resultado también, os lo aseguro. Yo hice Pandoros con más reposo de la masa en nevera, con menos reposo y no hay diferencia, en todos los casos el resultado es perfecto.

Vamos con la receta a ver si os contagio y os animáis a hacerlo.

Os recomiendo que para empezar os hagáis una planificación de tiempos, según vuestros horarios para ver cuando podéis hacer las masas levadas y reposos y poder así programaros mejor. Parece una tontería, pero de verdad que no lo es y eso os facilitará mucho todo. Claro que si vais a estar en casa y tenéis todo el tiempo para dedicarle a vuestro pandoro esto no es necesario. Os dejo el mío por si os ayuda.

 Elaboración 

El primer paso es el Fermento.

Yo lo hago la noche antes para poder hacer la primera masa por la mañana tempranito y que repose hasta que vuelvo del trabajo. Simplemente mezclar los ingredientes con una cuchara y dejar reposar tapado a temperatura ambiente, hasta la mañana siguiente. Queda una papa blanda que al día siguiente estará burbujeante. Si queréis hacerlo todo seguido ponéis el agua templada y dejáis en un lugar cálido una hora y media y luego hacéis la primera masa.

Primera masa

  • Al fermento le añadimos el resto de ingredientes, que dejo preparados con antelación.
  • Amaso hasta que estén todos integrados y vuelvo a tapar. Yo lo dejo en un lugar cálido hasta que doble el tamaño y paso a la segunda masa, pero si no podéis seguir, dejarlo en un lugar fresquito hasta que podáis seguir con el proceso.
  • Yo aquí dejo preparado los ingredientes de la siguiente masa.

Segunda masa.

  • A la primera masa le añado los ingredientes de la segunda y trabajo durante unos 10-15 minutos en la amasadora. En mi caso lo hice el viernes a la noche y lo dejé a temperatura ambiente  hasta antes de acostarme y luego a la nevera  para que no fermentara.
  • Al acabar este segundo amasado preparo la mantequilla. La  quito de la nevera antes de amasar para que esté maleable y luego le doy forma de cuadrado (15 cm x 15 cm), la envuelvo en papel de cocina y a la nevera de nuevo.
  • Yo continué el proceso al día siguiente, pero podéis hacerlo seguido. Una vez la masa haya doblado su volumen pasáis al siguiente paso.

El hojaldrado.

Para mi este es un proceso nada laborioso, tanto en este dulce como en los croissants como en la propia masa de hojaldre, pues me permite hacer otras cosas. Suelo hacerlo en una sesión de entrenamiento y me va genial.

  • Este proceso yo lo hago como si fuera el hojaldre normal, con tres vueltas de plegados con los pliegues en cada una.
  • Extendemos la masa en forma de cruz, dejando la parte central un poco más gruesa que los laterales.
  • En el centro coloco el cuadrado de mantequilla y cierro las cuatro aristas, unas sobre otras de manera que me queda un cuadrado.

 

  • Luego lo estiro en un rectángulo y doblo de nuevo, dividiendo la masa en tres partes imaginarias, y lo cierro como una carta.
  • La primera parte sobre la segunda y la tercera por encima de todo.
  • Lo giro y que me quede la abertura a mi derecha y estiro de nuevo repitiendo la operación.
  • Envuelvo la masa en el papel de horno que usé para la mantequilla y lo guardo en la nevera una media hora.
  • Pasada la media hora repito la operación dos veces más.
  • La última vez lo guardo en la nevera una media hora, y luego los formo.
  • Preparo los moldes engrasándolos con mantequilla o spray.
  • Yo uso los de pandoro originales, pero al principio y durante años los hacía en flaneras grandes y moldes de brioche (como en la primera foto) y quedan igual de espectaculares.
  • Divido la masa en dos y la coloco en los respectivos moldes.
  • Yo utilizo dos de 750 g para esta receta.

  • Los tapo con un gorro de ducha y los dejo hasta la mañana siguiente a temperatura ambiente.
  • A la mañana siguiente habrán llegado al borde del molde y estarán listos para hornear.

El horneado

Os puedo asegurar que este es el paso más difícil para mí y que más me preocupa en el pandoro, al igual que en el roscón. De un buen horneado va a depender la textura que tenga la miga y el sabor.

  • Caliento el horno a 180 °C.
  • Coloco los moldes en la rejilla y cuando el horno ha alcanzado la temperatura los meto. Lo hago así para manipular menos el molde al meterlo en el horno y que no se bajen.
  • Yo dejo calentar el horno media hora, si no he horneado algo antes, y si tengo más cosas para cocer, como pan,  la bollería siempre al final. Suelo programarme para hornear varias cosas en el mismo día para aprovechar el calor del horno.
  • Pongo la rejilla en la primera posición o encima justo de la solera si veo que sube mucho y horneo 10 minutos calor abajo solo y con aire.
  • Y luego pongo calor arriba y abajo y quito el aire y horneo 13 minutos.
  • Ojo, estos tiempos los he controlado para mi horno, pero tenéis que tantear y ver como está el dulce, e incluso pinchar a ver como sale la brocheta.
  • Lo quitamos del horno (la superficie se dora bastante, pero es porque son muy altos).

 

  • Dejamos que enfríe un poco y lo desmoldamos, boca abajo.
  • Cuando está templado lo espolvoreamos con azúcar glasé  y a comer

Tiene una miga suave y esponjosa  y con un sabor a vainilla y mantequilla especial.

En casa es el postre estrella, tal cual la forma que tiene y tanto es así que hago uno para cada día. Cuatro en total, pues son un vicio tal que un trozo pide el siguiente y vuelan.

Hay quien lo corta en horizontal, y así se aprecia mejor la forma de estrella que tiene, pues es lo original del dulce. Nosotros lo hacemos longitudinal, pero al gusto eh.

Os lo recomiendo y no os asustéis del proceso pues os aseguro que es superfácil, y si os organizáis ni os enteraréis.

Congelado de la masa.

Como todas las masas de este tipo, podéis congelarlas. Os ahorraréis trabajo los días puntuales de las fiestas.

  • Yo doblo la receta y me da para los cuatro que hago. El trabajo a la hora del amasado  es el mismo.
  • La masa se congela justo al acabar el hojaldrado.
  • Se congela la masa de cada pandoro dividida ya y de forma individual, pues luego va al molde congelado.

Como y cuando descongelo.

(para hornear el pandoro por la mañana la quito al medio día anterior)

  • Quito la masa del congelador y la meto en el molde previamente engrasado.
  • Lo tapo con gorro de ducha y lo dejo a temperatura ambiente
  • El tiempo de descongelado y levado es entre 16 h y 20 h, dependiendo de la temperatura de vuestra cocina.
  • En mi casa está a unos 21 °c.
  • Cuando ya ha descongelado y doblado el volumen lo meto en el horno y sigo los pasos de manera normal.

¿Se puede congelar hecho?

  • Si, se puede congelar hecho, al igual que el roscón, el panetone, bizcochos, etc. (Yo congelé uno que hice para regalar y no pude entregar para que no se estropeara. Lo quité un par de meses después y un éxito)
  • No le espolvoreéis el azúcar, hacerlo una vez descongelado.

Ya veis que congelar tiene mucho de positivo pues solo tenéis que calcular los tiempos y el trabajo está hecho ya.

¿Os animáis?

Os dejo también el enlace al vídeo de youtube para que veáis el paso a paso.

Resumen
recipe image
Receta
Pandoro de navidad
Autora
Publicado
Tiempo preparación
Valoración
2.51star1star1stargraygray Based on 4 Review(s)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *