Me encanta deshidratar todo tipo de plantas, frutas y hiervas aromáticas para pulverizar y luego aromatizar los panes, pasta fresca, galletas, bizcochos, helados , para las ensaladas, tostadas y muchos de ellos para las ensaladas.

En este caso, para hacer este polvo de remolacha, la he deshidratado cruda con la piel. La remolacha deshidratada en polvo conserva el sabor intenso de esta verdura de manera sorprendente.

Primero la lavamos bien y la cortamos en rodajas. Luego la ponemos en la deshidratadora a 40ºC durante 10 horas .El tiempo es orientativo, y dependerá de vuestra máquina.

Cuando las rodajas están secas y crujientes las trituramos y ya tenemos el polvo de remolacha listo para usar.

Lo guardamos en un bote hermético y se nos conservará mucho tiempo.

Esté lo usé en un pan de remolacha y en una fugase, y lo uso mucho para enriquecer ensaladas.

Y es una gran opción para los bizcochos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.