Estos bollitos de mandarina y especias con pepitas de chocolate, son tan esponjosos como una nube de algodón. Y lo mejor es que se mantienen tiernos varios días.

Reconozco que esta ha sido una receta que ha salido de la más pura casualidad y debido a la falta de  ingredientes.

La idea inicial, y por lo tanto la receta base, era el roscón.  

Mi intención era hacer unos bollitos individuales con la masa del roscón, para congelar. El roscón lo hago en ocasiones de fiesta pero para el día a día hago bollitos que congelo y luego vamos llevando al colegio de merienda o para desayunar.

Pues no tenía anís ni naranjas, pero sí mandarinas, así que usé zumo de mandarinas en lugar de anís. Y  ya que iba a modificar la receta … pues decidí hacer algo diferente del todo, pues a pesar de lo poco que modifiqué la receta original del roscón el resultado ha sido totalmente diferente,

Os cuento cómo  lo hice y lo buenos que quedaron.

Ingredientes.

FERMENTO (la noche antes)

  • 100 grs de harina de fuerza.
  • 25 grs de levadura prensada (8 grs de levadura seca de panadería)
  • 50ml de leche templada.

El fermento nos quedará una masa poco hidratada y densa. Lo mezclamos, lo tapamos y lo dejamos toda la noche a temperatura ambiente.

THANG ZHONG (lo preparo al mismo tiempo que el fermento)

Es una técnica muy utilizada en Japón que aporta humedad y esponjosidad a las masas y ayuda a que se mantenga fresco más días. Consiste en unas simples papillas en proporción 5:1 (5 partes de liquido por 1 de harina). En el momento del amasado se incorpora como un ingrediente más. Es ideal para panes de molde , bollería y masas enriquecidas en general .

Ingredientes

  • 125 grs de leche.
  • 25 grs de harina.

INGREDIENTES FINALES

  • el fermento y el Thang Zhong.
  • harina de fuerza 850-900 grs de harina de fuerza.
  • 6 huevos.
  • 100 grs de manteca de vaca a temperatura ambiente
  • 50 grs de mantequilla fundida
  • 125 grs de almíbar de confitar naranjas .
  • 50 grs de azúcar
  • zumo de tres mandarinas ( sirve zumo de naranja)
  • ralladura de 1 limón y ralladura de las mandarinas (o 1 cucharada ralladura seca de naranja)
  • 7,5 ml de sal
  • 5 grs de cardamomo molidido
  • 5 grs de nuez moscada molida
  • 100 grs de pepitas de chocolate negro 80% ( en mi caso callebaut).

El paso a paso

Primero preparo todos los ingredientes

  1. Pesamos y medimos la manteca, mantequilla y quitamos de la nevera los huevos, para que se vayan atemperando.
  2. exprimimos las mandarinas o naranja.
  3. Peso la harina y le añado la ralladura de limón, mandarina, las especias y la sal.

Amasado

  1. Echo todos los ingredientes en la amasadora, excepto la manteca y amaso unos 10 minutos , hasta que esté todo integrado. Quizá tengamos que ajustar un poco la cantidad de harina pues siempre varía según el tipo que usemos.
  2. dejo reposar 5 minutos
  3. Después  voy añadiendo la manteca poco a poco y sigo amasando a velocidad media unos 20 minutos, hasta que la masa esté elástica y brillante pero un poco pegajosa. Tiene que superar la prueba de la membrana ¡¡¡

Levado y formado

  1. La  dejamos levar un poco y si no queremos (o no tenemos tiempo) de continuar metemos la masa  en un bol engrasado y guardamos  en la nevera bien tapada  hasta el día siguiente.
  2. Si seguís el proceso, se deja levar a temperatura ambiente hasta que doble el volumen, Dependiendo de la temperatura de vuestra cocina , le llevará unas tres o cuatro horas, y a veces más.
  3. En este punto, justo al acabar de amasar, podemos también congelar parte de la masa.
  4. Una vez que la masa ha doblado su volumen, vamos formando nuestros bollitos.
  5. Pesamos porciones de masa de unos 40 o 50 gramos (Yo no los hice muy grandes pues los he adaptado al tamaño de lo que comen mis peques).
  6. Vamos cerrando las porciones de masa de afuera adentro formando un hatillo y luego los boleamos o con otra forma que nos guste.
  7. Formamos los bollos en bola, dando tensión y los vamos colocando en una bandeja o molde, lo que tengáis. Dejamos un poco de espacio pues doblarán el tamaño y se pegarán entre ellos pero no importa.
  8. Nosotros a algunos le pusimos pepitas de chocolate dentro y otros sólo los decoramos por fuera. En esta tarea, por supuesto me ayudaron los peques. Para formarlos no es recomendable, pues manipulan mucho la masa y se calienta.
  9. Los dejo tapados con film dentro del horno para aislarlos de corrientes de aire,pues esta masa es muy sensible.
  10. Los tiempos de fermentación dependen de la temperatura ambiente de vuestra cocina pero un unas dos o tres horas estarán listos . Hay que estar atentos e irlos controlando para que no se sobre fermenten.

 

Horneado

  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  • Antes de meterlos en el horno los pintamos con almíbar, el mismo de confitar las naranjas, o huevo batido o leche (que tendremos a temperatura ambiente) y les ponemos  azúcar perlado , almendras laminadas… a gusto del consumidor e imaginación.
  • Metemos la bandeja en el horno 15- 20 minutos (depende de cada horno).En mi caso han estado 15 minutos, pero observarlos y cuando estén dorados los sacáis.
  • No dejéis que se pasen, pues el secreto de este tipo de bollos es que estén en su punto justo de horno.

  • Los quitamos y los pasamos a una rejilla para que se enfríen( si da tiempo pues aquí empezaron a comérselos calentitos y tiernos.
  • una vez fríos yo los congelo en bolsas herméticas y luego voy quitando para consumir, y os aseguro que están estupendos.

El primer día caen dos o tres por niño, pero luego supongo que se aburren, así que por eso se los congelo.

Congelar para mi es una gran opción y a la que recurro con casi todo. Esto me permite que tener cosas variadas listas en un momento para sus desayunos y meriendas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *