¿Cuándo os coméis una naranja o un pomelo, o usáis un limón? ¿Qué hacéis con la piel?

Espero que no la echéis a la basura.  Sabéis que podéis secarla y molerla  para tener siempre a mano este polvo de cítricos?.

Es algo muy útil y fácil de hacer y que no faltará ya en vuestros básicos de la cocina.

Os cuento como lo hago, veréis que fácil.

El paso a paso

  • Lo Primero y muy muy importante, lavar bien la fruta, y si es comprada mucho mejor por los insecticidas que usan.
  • Le quitamos la piel sin lo blanco
  • La ponemos a secar al lado de una ventana o en una deshidratadora de alimentos si tenéis.
  • Y cuando está bien seca y dura, la pasamos por un procesador potente, hasta que esté polvo.
  • Los guardias en un bote hermético
  • Y listo para usar.

En que lo uso

  • Para los bizcochos, madalenas y  tartas
  • Las mermeladas y confituras.
  • Las tortitas, crepes, Gofres
  • En las gachas del desayuno
  • En las galletas.
  • Para aromatizar infusiones.

Recomendaciones

  • El aroma y el sabor que aporta es muy intenso, así que no uséis mucha cantidad.
  • Se conserva mucho tiempo cerrada en un bote hermético.
  • Podéis hacerla de cualquier cítrico o fruta que se os ocurra. La deshidratáis y la moléis siguiendo los mismos pasos y tendréis un aroma natural maravilloso.

⠀ ⠀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *