El helado de turrón en una receta de aprovechamiento total, aunque no lo parezca, pues se suele hacer con los turrones que nos han quedado de las navidades y hemos guardado en el congelador. O al menos en mi caso es así. Aunque sí es cierto que cada vez van quedando menos cosas, pues lo ajusto bastante, con el turrón no me importa. Es más compro alguno de más para tener esa reserva. No espero a pasar las fiestas, pues el que a mí me gusta se agota.

Pues si sois de los que tenéis turrón, os animo a que la preparéis, y si no, guardárosla que en navidades este es un postre para sorprender.

Ingredientes

  • 500 g de leche entera
  • 4 yemas de huevo
  • 60 g de miel
  • 90 g de turrón blando
  • 1 cucharada de canela
  • 4 g de sal

El paso a paso

Ponemos la leche con la canela a fuego suave y dejamos infusionar durante unos 20 minutos. Aparte batimos las yemas de huevo con la miel y la sal y añadimos la leche con la canela caliente. Acercamos todo al fuego y cuando llegue a 40º C añadimos el turrón desmenuzado. Seguimos removiendo constantemente y mantenemos el fuego suave, para que se vaya integrando y la crema vaya espesando.

Cuando tenemos una textura cremosa la dejamos enfriar y después la guardamos tapada en la nevera un mínimo de 6 horas.

Cuando ha pasado el tiempo de reposo en frío, mantecamos el helado. Ponemos la crema en la heladora y programamos según las instrucciones, que en la mía fueron 40 minutos, pero cada uno tendrá que seguir las instrucciones de la máquina de hacer helados que tenga.

Cuando está lista la pasamos a un recipiente de helados y la metemos en el congelador unas horas antes de servir. La verdad es que no ha durado nada, y encima con los barquillos caseros ni os cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.