Si pienso en barquillos de helado caseros, recuerdo mi viaje a Estocolmo. Me gustó mucho esa ciudad, y gastronómicamente me traje los perritos calientes de la calle y el olor en la ciudad vieja, que desprendían las heladerías de hacer el barquillo al momento.

Y al fin me he decidido con ellos y vaya éxito. Los barquillos para los helados hechos en casa son exquisitos, y hacen que los helados tengan otro sabor.

Os comparto la receta que es muy  facilita y os aseguro que quedan perfectos. Un sabor delicioso y muy crujientes.

Ingredientes ( para 16 barquillos).

  • 150 g de harina de respostería
  • 3 dl de leche
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 1 tsp de pasta de vainilla
  • 1 cucharada de manteca de avellanas
  • sal
  • 1 tsp de levadura en polvo.

El paso a paso para hacer los barquillos.

Primero preparamos la pasta, que tendremos que dejar reposar un mínimo de una hora o incluso un poco más.

mezclamos todos los ingredientes excepto la clara de huevo, batimos bien con unas varillas y dejamos reposar tapado.

Una vez la masa ha reposado, batimos la clara reservada a punto de nieve y la agregamos cuidadosamente a nuestra masa, y vamos encendiendo nuestra máquina de hacer los barquillos para que se caliente.

Y empezamos haciéndolos.

Echamos la masa en la base ( en mi caso he calculado unos 50 ml) y la cerramos. La dejo unos 4 minutos y abro la plancha y lo enrollo en el accesorio para hacer el cono. Al enfriar se endurece y ya teneos el barquillo listo.

Tenéis que ir controlando con la maquina que uséis, la cantidad de masa a poner para tener el grosor deseado y los tiempos de cocción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *