…Y otra tanda de recetas encadenadas. Una vez más hemos empezado con un    queso fresco , hemos hecho un   pan  y después una mermelada  para aprovechar el calor residual del horno . En este caso he tenido que hornearla un poco más pues con el calor residual no me gustaba como quedaba. Al día siguiente que tenía que encender horno de nuevo la volví a dejar dentro. Ya a la segunda quedó perfecta. Otra opción es  hornearla un poco antes de apagar el horno .
El origen de esta mermelada es esta  de pera y canela al oporto , pero ya una conserva no una mermelada fit . Está deliciosa y muy recomendable también  para los que  quieren una mermelada de toda la vida   y no esta opción  ligera y saludable.
Os cuento la receta que es facilota y muy cortita
Los ingredientes

  • 200 grs de pera
  • 2 datiles troceados
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 tsp de canela en polvo

elaboración
Pelamos y cortamos la pera , que esté madurita , le añadimos el zumo de limón , el dátil troceado y la canela . Si os apetece podéis añadir otro tipo de especies  y  hacer mermeladas diferentes prácticamente con el mismo tiempo y trabajo . Si tenéis minicocote ya veis que utilidad tan sana  buena le podéis dar .
thumb_DSC_0340_1024
Dejamos macerar mientras nuestro horno está encendido y cuando ya hemos terminado de usarlo metemos dentro  los recipientes con la fruta . Yo recomiendo que con frutas d este tipo lo dejéis unos 10 minutos encendido , luego lo  apagais  y a usar  el calor residual .Al  día siguiente que mi mermelada estará casi lista ¡¡¡¡
La pasamos por un chino y la ponemos en un bote para guardar en la nevera , pues no es una conserva y si la dejamos fuera se estropea.
Más fácil imposible ¡¡ y no os imagináis que buena está ¡¡¡¡
Yo la he desayunado con el queso fresco casero y el pan por supuesto de mis recetas encadenadas ¡¡¡
Os apetece ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.