Ayer teníamos una comida con unos amigos en casa y además de la larpeira que tenía que hacer , quería algo ligero y fresco. Desde luego este sorbete espumoso ha sigo un éxito de lo más improvisado.
Como el menú era lacón asado y sabemos lo bien que marida la carne de cerdo con los albaricoques, de ahí surgió la idea.
Unas preguntas que siempre nos hacemos a la hora de elaborar helados y sorbetes, son:
  • ¿Se puede poner menos azúcar? Si, cada uno que adapte la receta a su gusto.
  • Será la misma textura? No, pues el azúcar incide en el punto de congelación.
  • Se puede poner menos clara ? Si claro. Suelen llevar mucha menos o ninguna, pero nos ha encantado la textura,que más que un sorbete es un espumoso.Pero yo la hice así y nos ha encantado el sabor y la textura. Ahora, cada uno que lo adapte y lo haga a su gusto.
Os cuento la receta y os animo a que la hagáis. No os decepcionará.

Ingredientes

  • 300 g de albaricoques
  • 1 dl de agua
  • zumo de 1/2 limón
  • 50 g de azúcar
  • nuez moscada
  • 2 claras de huevo

El paso a paso

Hacemos el almíbar con el azúcar y el agua y el zumo de limón. Yo lo hice en la Magimix, que lo hace sólo, pero si no tenéis procesador, lo hacéis en una olla o cazo. Hacemos un almíbar flojo, a 103ºC durante 7 minutos y cuando está listo añadimos los albaricoques pelados y troceados y la nuez moscada en polvo. Programamos sopa cremosa y allí se hace sólo. Si la hacemos sin procesador, añadimos la fruta al almíbar y la dejamos cocer hasta que estén melosos y lo trituramos con batidora o lo pasamos por un chino y dejamos enfriar y luego lo ponemos en la nevera un mínimo de tres horas.

Cuando la crema está lista y ha reposado la echamos en la heladora y programamos unos 40 minutos.

A continuación y mientras se manteca el sorbete, montamos dos claras a punto de nieve y al final del proceso de mantecado se las añadimos poco a poco, mezclando con una espátula y luego dejamos que finalice la heladora.

Lo ponemos en un recipiente y lo guardamos en el congelador unas horas para que alcance la consistencia final, y listo para degustar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.