Como hacer croquetas de calabacín y salmón ahumado perfetas.

Esta mañana mis hijos me pidieron croquetas para comer , y no tenía ni croquetas en el congelador ni nada con que hacerlas .

Las  tradicionales croquetas de pollo, que siempre hago,no tenía manera de improvisarlas ,así que .. mirando la nevera y la despensa  me surgió la idea .

Vi un calabacín que había que utilizar ya, un poco de salmón marinado en un tupper y se me ocurrió que podrían maridar bien .

 

Me puse a investigar en la red como hacer croquetas de  calabacín , y aunque no me convencían las que vi, si me dieron la idea de como hacerlas.

Aquí os cuento como hacer unas croquetas de calabacín y salmón ahumado perfectas y con un sabor que nos ha sorprendido mucho.

Lo cierto es que nunca hice croquetas de calabacín y os aseguro que son espectaculares , y tengo claro que después e estas, vendrán más .

Nos han encantado , y lo mejor de todo es que los enanos las han comido sin protestar por el calabacín .

Es la mejor forma de que los niños coman verduras.

Os cuento como las hice .

Ingredientes .

  • un calabacín .
  • media cebolla .
  • 5 cucharadas de AOVE
  • 200 gramos de salmón marinado y ahumado desmenuzado.
  • 50 grs de rulo de cabra
  • semillas de sésamo.
  • 200 grs de harina de todo uso
  • 1 litro de leche
  • 1/2 litro de agua
  • agua
  • sal
  • nuez moscada
  •  2 huevos
  • pan rallado y sesamo
  • AOVE para freír

 

El paso a paso.

Preparamos la mezcla de calabacín y salmón .

  • rallamos el calabacín y la cebolla ( yo he usado un rallador de mano básico,  por la parte gruesa )
  • ponemos un poco de aceite en una sartén y  lo salteamos
  • dejamos pochar y añadimos las semillas de sésamo.
  • Cuando esté listo añadimos el salmón desmenuzado y mezclamos .
  • añadimos el queso también desmenuzado y revolvemos hasta que se funda
  • lo apartamos y reservamos mientras hacemos la bechamel .

Hacemos la bechamel

  • Ponemos un cazo con la leche al fuego a calentar
  • Echamos el aceite en una sartén y la harina
  • Tostamos la harina sin dejar de remover para que no se queme .
  • Echamos un poco de leche y removemos bien , con energía hasta obtener una pasta espesa .
  • Este paso es fundamental y clave para que no se formen grumos .
  • vamos añadiendo leche poco a poco sin dejar de remover y vemos que  la bechamel se va haciendo más suelta .
  • Yo le pongo un poco de agua para que queden más ligeras, pero podéis hacerlas sólo con leche .
  • Cuando la bechamel esté lista y en el punto de espesor deseado , añadimos la mezcla del calabacín y salmón .
  • Lo removemos bien y añadimos nuez moscada y sal .
  • Pasamos la bechamel a una fuente para que se enfríe .

 

 

Formar las croquetas y freir

 

  • Y una vez la bechamel está fría , en este caso unas horas después , formamos las croquetas . (Podemos dejarlas en la nevera hasta el día siguiente )

Yo las hice  con dos cucharas y de forma muy tradicional, pero últimamente cuando hago cantidad para congelar uso un artilugio para hacerlas , y es más rápido.

Estas como eran menos , y en la playa no tengo tanto cacharro , fueron a la vieja usanza.

  • Las pasamos por huevo y pan rallado mezclado con semillas de sésamo .
  • y las dejamos bien colocadas  en la encimera o en una tabla ,  para que se seque un poco el pan rallado. Esta es una gran idea que aprendí en el blog de Webos fritos , y la verdad funciona de maravilla . Quedan más crujientes y si las vamos a congelar no se pegan tanto.
  • Luego las freímos en abundante aceite bien caliente .

 

Como freir las  croquetas y que no se abran 

  • importante no escatimar el aceite, que esté caliente  y no poner muchas juntas.
  • Claro que si la bechamel sale muy líquida , es más fácil que se abran .
  • Cuando están doradas las pasamos a un plato  forrado con papel de cocina, para que absorba el aceite .

Y a esperar para hincarle el diente que ya sabéis que son muy traicioneras.

 

 

  • Las que nos quedan las metemos en un tupper y las congelamos .
  • Yo las frío directamente, congeladas , y quedan perfectas .
  • Tener croquetas caseras  en el congelador , me resuelve una cena improvisada en muchas ocasiones .

Acompañadas de una ensalada de tomate y una sopa calentita en invierno, son la cena preferida de mis enanos¡¡¡¡¡¡

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *