Como hacer patatas rellenas de carne picada.

Siempre os cuento que muchas de las recetas tradicionales las aprendí de mi abuela, pero también fue mi tía otra de mis grandes mentoras e inspiración en la cocina.

Las patatas rellenas de carne y su guiso es algo que recuerdo especialmente. Ella no tiene hijos y los fines de semana yo estaba mucho en su casa y siempre hacía cosas especiales y ricas para comer. Bueno, al menos para mi eran especiales pues era diferente a lo que cocinaba mi abuela.

Hace poco me acordé de aquellas patatas rellenas y le pedí la receta para hacérselas a los peques, y vaya éxito que tuvieron.

Hoy he decidido compartir con vosotros la receta, adaptada un poco a nuestros gustos y a lo que tenía por casa.

Ingredientes

  • 12 patatas medianas
  • 250 grs de carne pica( pollo, ternera o mezclada al gusto)

Para la salsa

  • cebolla.
  • apio
  • puerro.
  • zanahoria.
  • pimientos morrones
  • laurel
  • tomates maduros (o tomate triturado natural).
  • ajo (opcional, yo no he puesto).
  • vino blanco (yo no tenía y usé cava).
  • caldo limpio de pollo (receta aquí).

Para adobar la carne

  • hiervas aromáticas (orégano, tomillo, hiervas provenzales)
  • perejil
  • una cucharadita de AOVE
  • sal
  • salsa perris
  • 1 huevo batido
  • pan remojado en un poco de leche (yo no tenía y usé copos de maíz)
  • pan rallado o harina de maíz o de garbanzo.

El paso a paso.

Adobar la carne

El día antes de hacer las patatas adobamos  la carne. Yo cuando hago patatas rellenas, aprovecho y hago albondigas para guardar. en realidad utilizo la misma carne y la misma salsa para cocer las albóndigas.

  • Hago una pasta con las especias, la sal y el aceite y la salsa perris y emulsiono .
  • Se lo añado a la carne y lo mezclo bien y la dejo guardada en un tuper en la nevera hasta el día siguiente.
  • Cuando voy a preparar las patatas (o las albondigas), remojo un poco de pan en leche y bato el huevo.
  • Lo añado a la carne y mezclo bien con las manos y reservamos.

La salsa de cocción.

  • Ponemos un poco de AOVE en una cazuela ancha y pochamos los vegetales que uséis (cebolla, apio, puerro y zanahoria).

Es importante que nuestra cazuela sea de base suficientemente ancha para que las patatas queden extendidas, sin estar unas encima de otras y  bien cubiertas por la salsa.

  • Cuando están transparentes añadimos un poco de vino y dejamos evaporar el alcohol .
  • Y añadimos  tomate triturado (o tomate natural) y el caldo.
  • Dejamos que se vaya concentrando a fuego suave mientras preparo las patatas.

Cómo preparamos la patata.

  • Pelamos las patatas y las vaciamos con una cucharilla especial para ello.
  • vamos rellenando los huecos con la carne y pasamos por pan rallado (o harina) para sellar
  • Y las vamos pasando a la olla.
  • Si hacemos albóndigas usamos el mismo procedimiento. Le damos forma, las rebozamos en pan rallado o harina y las ponemos en la olla a cocer.
  • una vez las tenemos todas en nuestra olla, la tapamos y dejamos cocer a fuego medio.
  • de vez en cuando y con mucho cuidado vamos moviendo la olla para que no se peguen al fondo las patatas ni las albóndigas. pero no las removemos con nada, solo mover la olla.
  • Si vemos que se quedan con poca salsa, o se concentra mucho, añadimos un poco más de caldo.
  • En unos 20 minutos estarán lista, depende del tamaño y el tipo de la patata. A mi no me gusta que estén muy hechas pues se destrozan, pero a vuestro gusto.
  • Las podéis ir pinchando y cuando están listas las apagáis.
  • Yo suelo apagar unos minutos antes y dejo que reposen, mientras junto el rebaño para comer.

Es un plato facilito de hacer y que gusta a todos. Podéis adaptarlo a vuestros gustos, tanto el tipo de carne, hacerlas con bonito o atún fresco, el adobo que le pongáis y la salsa de la cocción .

Cómo me dijo mi tía el día que me dio la receta «Admiten de todo».

¡E incluso como receta de aprovechamiento¡

Y por supuesto la patata que quitáis no se tira. Os sirve para hacer un puré o cómo en mi caso una tortilla para la cena ¡¡¡

Otra cosa que hago con la carne, así adobada (sin el pan y el huevo en mi caso) son hamburguesas. Las formo y luego las congelo hechas.

¡Vivan las economías de escala¡

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *