Estamos a las puertas de las fiestas navideñas y al igual que las almendras,  las avellanas son un ingrediente básico en los dulces típicos que haremos en casa. y ya tenemos que ir planificando y preparando los ingredientes básicos para ello.

los polvorones de avellana son de los más ricos y los que más triunfan en casa.

A mi me encantan y la diferencia de comprarlas crudas y tostarlas nosotros de verdad que es mucha. El aroma que despenden las avellanas recien tostadas  es delicioso.

Sólo necesitamos unas buenas avellanas y un horno.

Podemos comprarlas ya peladas pero mejor la avellana con la cascara y hacer nosotros todo el trabajo . Son más naturales y mucho más económicas.

man

Os cuento como las hago

El paso a paso.

  1. encendemos el horno a 180º
  2. pelamos las avellanas, dejado la piel finita y oscura.
  3. las ponemos en una bandeja de horno bien esparcidas
  4. y las metemos durante una media hora
  5. las vamos removiendo de vez en cuando para que no se quemen y se tuesten de manera uniforme por todas partes.
  6. cuando estaán doraditas y la piel se va separando las quitamos y las dejamos enfriar .
  7. cuando están frias las vamos moviendo entre los dedos para quitarle la piel que le cae sola.
  8. y ya las tenemos listas para usar .

 

En que las uso .

Os dejo los enlaces de algunas recetas que tengo publicadas donde uso las avellanas .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.