Si te gustan las mermeladas y confituras de tomates, está claro que tienes que probar esta confitura de tomates y frambuesas. Te va a sorprender y lo fácil que la hacemos. No lleva mucho azúcar y a pesar de ello, tiene un sabor dulce maravilloso. La combinación de los tomates de final de verano, carnosos, dulces y llenos de sabor con las frambuesas y las especies creo que nos traen la confitura perfecta.

mermelada de tomate

Pruébala con unos quesos, en tabla o fritos y cuéntame que tal. Te cuento como hacer esta deliciosa confitura, que vas a repetir año tras año. Y si te gusta regalar algún bote de conservas caseras, esta confitura de tomates y frambuesas es perfecta para ello.

Ingredientes para hacer confitura de tomate y frambuesas

  • 1 kg de tomate pelado
  • 500 g de frambuesas
  • 400 g de azúcar moscovado
  • 4 flores de anís estrellado
  • zumo de medio limón
  • ralladura de naranja deshidratada
  • una pizca de sal

confitura de cerezas

Como hacer confitura de tomate y frambuesas

Comenzamos pesando y midiendo los ingredientes de la receta y pelamos los tomates. Los troceamos y los ponemos en un escurridor un par de horas. Una vez la carne de tomate ha escurrido el agua lo echamos en una olla con las frambuesas y el resto de los ingredientes. Lo acercamos al fuego y lo dejamos cocer a fuego suave durante una hora, hasta que se espese. Lo removemos con frecuencia para que no se pegue. Dependiendo de la variedad de tomate, podrá quedarnos más o menos líquida, por lo que podemos utilizar pectina si queremos conseguir una textura más espesa. A continuación la pasamos a unos botes previamente esterilizados, los cerramos y los volvemos a sellar al vacío.

Puedes ver como hacer el vacío y la esterilización de conservas caseras aquí. Y si no, siempre tenemos la opción de hacer poca cantidad y conservarla en la nevera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.