Una de las muchas recetas que me recuerdan a mi niñez y a mi abuela son las «papas de millo». Una receta gallega antigua, básica y con pocos ingredientes que se hacía con frecuencia. También hacía las «papas de arroz», aunque esas con menos frecuencia pues eran más laboriosas y requerían de ingredientes que no siempre había disponibles como la leche y el arroz. Mi abuela las hacía cuando había mucha leche.

Las de maíz las hacía para variar un poco de comidas y cuando no había mucho más para comer. Las opciones eran pocas, básicas y siempre las mismas.

Os cuento como hacer las papas de millo o papas de maíz, que si encontráis harina de maíz de la rica os encantarán. Las mejores y que recuerdo con un sabor especial es cuando las hacía del agua del caldo, antes de añadir la verdura y las patatas, retiraba agua para otra olla en la que hacía las papas. Eran especiales. Recuerdo cuando llegaba del colegio para comer y había papas, para mí era un día especial.

Añadiendo leche a las papas de millo

Ingredientes para hacer papas de millo gallegas

  • 400 g de agua o agua de caldo gallego hirviendo
  • 100 g de harina de maíz
  • 100 ml de agua fría para diluir la harina
  • sal al gusto
  • 50 ml de leche templada

para poner una vez hechas (opcional)

  • leche fría
  • azúcar al gusto

Como hacer papas de millo tradicionales gallegas

En una olla ponemos los 400 ml de agua a hervir con la sal (o si estamos haciendo el caldo gallego podemos utilizar esa agua básica). Mientras esperamos a que hierva, diluimos los 100 g de harina en 100 ml de agua fría y mezclamos bien. Una vez el agua de la olla hierve, añadimos la  harina disuelta en agua y mezclamos con un palo. Había un palo específico para remover las papas, no se hacía con varillas.

Las cocemos durante una media hora removiendo con frecuencia para que no se peguen. Le añadimos  un poco de leche mientras se cocinan, aunque esto es algo opcional, pero le da un gusto muy bueno. Una vez están listas las apartamos del fuego y las servimos en tazas. Las comemos solas, le añadimos leche y azúcar o solo leche, un poco al gusto de cada uno.

Papas de millo en cunca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.