Si hay algo que adoro, es hacer pan y sobre todo son los panes diferentes y originales. Y os aseguro que este pan especiado es una maravilla para las cestas de pan en estas fiestas que nos vienen. Quizás el ser gallega y poder encontrar buen pan todavía en algunas panaderías, hacen que me decante por hacer panes que no puedo comprar.  Aunque todo hay que decirlo, pero hacer pan en general engancha.

Este pan os encantará, de verdad os lo recomiendo. Yo tengo las especias mezcladas, pero os digo lo que llevan para que lo hagáis sin problema.

Ingredientes para hacer pan especiado de orejones y nueces

Para la masa madre especiada:

  • 100 g de harina de centeno
  • 100 g de agua
  • una cucharada de especias de pan (hinojo, anís y comino)
  • 25 g de masa madre

Para el pan:

  • Toda la masa madre especiada
  • 300 g de harina de fuerza
  • 75 g de harina de centeno
  • 25 g de harina integral
  • 175 ml de agua
  • 50 ml de AOVE
  • una cucharada de levadura fresca
  • 25 g de miel
  • 100 g de orejones
  • 100 g de nueces
  • 50 g de uvas pasas

Elaboración del pan especiado de orejones y nueces

Primero preparamos la masa madre, y le hacemos un refresco al que añadimos las especias de pan. La dejamos a temperatura ambiente unas dos o tres horas, dependerá de la temperatura de vuestra cocina. A su vez preparamos los orejones y las nueces, los troceamos y los reservamos.  Una vez la masa madre esta lista ponemos todos los ingredientes en la cubeta de la amasadora excepto la sal, las nueces y los orejones.

 

Los mezclamos en un primer amasado y lo dejamos reposar unos 10 minutos a modo de autolisis. Después, añadimos la sal y seguimos amasando para que se vaya desarollando el gluten. Una vez la masa esta lista la ponemos en la mesa de trabajo y la estiramos. Extendemos los orejones y las nueces por encima y la plegamos en tres partes.  La estiramos de nuevo y le hacemos varios plegados para integrar los orejones y las nueces. La tapamos y la dejamos levar unas dos horas a temperatura ambiente.

 

Una vez pasado el levado, formamos los panes y los dejamos levar en baneton.

Encendemos el horno a 250º C , teniendo en cuenta que necesitaremos casi una hora para calentarlo a tope y  cuando está listo metemos el pan. Metemos el pan y pulverizamos agua. Lo horneamos 10 minutos a 240 °C con vapor y calor solo abajo. Pasado el tiempo, bajamos la temperatura y lo dejamos 45 minutos a 220º  con calor arriba y abajo sin vapor. Luego 20 minutos a 210 °C calor arriba y abajo sin vapor.

Los retiramos para una rejilla enfriadora y listo.

Es ideal para tomar con pates y queda maravilloso en una tabla de quesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.